La liebre y la tortuga es una fábula atribuida a Esopo y posteriormente reescrita por otros fabulistas como Jean de La Fontaine y Félix María Samaniego. (1934)

 

En ella una liebre y una tortuga se retan a una carrera para ver quién de las dos es más rápida. Evidentemente la liebre parte en cabeza y en poco tiempo coge una gran ventaja sobre su lenta perseguidora. Al verse con la victoria en el bolsillo el lepórido se permite sentarse a descansar a la sombra de un árbol y cae dormido. Cuando despierta la tortuga está a punto de cruzar la meta y pese al esfuerzo de la liebre que trata en vano de retomar la cabeza acaba ganando la carrera.

 

La moraleja de la historia, que constituye una crítica a la arrogancia es que despacio se llega lejos. Este cuento está en el origen de refranes presentes en casi todos los idiomas como y ha sido abreviada en refranes en casi todas la lenguas, como el italiano Chi va piano va sano e va lontano o el inglés You snooze, you lose.

 
 
 

 

Sinopsis:

Un recuento de la fábula de Esopo donde la liebre aprende que no por mucho madrugar amanece más temprano.
La Tortuga y la Liebre compiten en una carrera, en esta adaptación de la clásica fábula de Esopo.
Fue producido originalmente para experimentar con la representación de la velocidad extrema que fue un nuevo y novedoso concepto en el momento.

 

 

   
 
 
Volver