Los 6 secretos mejor guardados de los trabajadores de los parques de Disney

 
                            
 
Ser un empleado del "lugar más mágico del mundo" no es tan sencillo como uno creería.
 
 

Aunque es fascinante para los turistas, los parques temáticos de Walt Disney World son uno de los lugares más difíciles de controlar, y sus empleados deben cumplir con una serie de reglas muy estrictas, que sorprenderían a cualquier visitante.

 
1-Tienen que usar un lenguaje especial

Los empleados de Disney tienen que tener muchísimo cuidado con los términos que utilizan para comunicarse entre si. No pueden referirse a sus disfraces como "uniformes", y si alguien les pregunta qué personaje son tienen que contestar que son "amigos de Pluto", por si algún niño los está escuchando.

2-Hay túneles secretos debajo de todos los parques.

Los creadores del parque pensaron que ver a los empleados quitándose sus disfraces o trabajadores de limpieza sacando la basura arruinaría la magia, por lo que construyeron una serie de pasadizos secretos por debajo de todo el predio, por donde se trasladan todos los miembros del staff.

3-Tienen que saber absolutamente todo

Cada vez que a un empleado de Disney, ya sea un personaje, un mozo o un operador de un juego, le hacen una pregunta, está entrenado a tal nivel que debería estar capacitado para contestarla. Sin embargo, en el caso de no saber, tienen que comunicarse por teléfono con una central, que rápidamente le da la respuesta que necesitan.

4-Hay reglas hasta para levantar la basura

Una orden primordial para cualquier empleado de los parques de Disney es que tienen que levantar todo lo que sea basura, para darle un buen ejemplo a los chicos que visiten el predio. Sin embargo, no pueden hacerlo de cualquier manera: a todos los trabajadores se los entrena para que puedan limpiar el parque de una forma especial, con gestos "elegantes", según cuentan los empleados.

5-No pueden usar redes sociales

Mientras trabajan en la empresa, no pueden usar sus redes sociales para contar cosas del trabajo, y aquellos que trabajan como actores no pueden decir qué personaje interpretan, como una forma de proteger la magia del predio.

6-Pueden usar anteojos, siempre que cumplan con los requisitos

Si alguno de sus empleados requiriese usar lentes para trabajar, los jefes encargados del área deben supervisar que los anteojos sean sobrios, poco llamativos y no tengan ninguna marca de otra empresa. En el caso de los lentes de sol, el tratamiento es el mismo, aunque solo se permiten en los empleados que no tengan que ponerse en la piel de un personaje.